Hernia discal2018-02-27T04:40:56+00:00

Hernia Discal

Hernia de disco discal quiropráctico

¿Que es una hernia discal?

El disco intervertebral es el “almohada” entre las vértebras y tiene la función de amortiguar el peso del cuerpo. Cuando se desgasta el disco, puede salir a fuera y formar una hernia y dar dolor o no. La mayoría se ubican en la zona lumbar, el disco intervertebral L5-S1 es el más propenso a herniarse debido a que es el último disco vertebral (la cintura) y soporta todo el peso del cuerpo humano. La palabra hernia de disco reúne diferentes condiciones de desgaste del disco vertebral: pinzamiento, abombamiento, protrusión, extrusión, secuestración, deshidratación, fusión vertebral.

Causa de la hernia discal

Uno no lo creería, pero la principal causa de hernia de disco es el hecho de tomar poca agua. En efecto, el disco está hecho en un 88% de agua, hay que renovarla. Por otros lados, estar mucho tiempo sentado, la mala postura, alzar peso sin cuidado, agacharse, una alimentación regular y el estrés emocional pueden facilitar la aparición de este daño.

¿Por qué acudir al quiropráctico por problema de hernia de disco?

Existe muchas maneras de prevenir la hernia de disco. En solo 5% de los casos de hernia, un disco intervertebral necesitará cirugía. La atención quiropráctica tiene el mejor resultado para el problema.

Primero, identificamos el tipo de desgaste que se encuentra al nivel discal y veremos según el examen clínico del paciente si no hay afección neurológica. Porque muchas veces, si solo no fijamos en las resonancias magnéticas, tendríamos que operar a todo el mundo, lo que en mayoría de casos no es necesarios.

La hernia no desaparecerá al principio, pero le brindaremos al paciente una mejor calidad de vida, asesorándolo de manera específica y holística según la hernia de la cual sufra. Entre más tarde en recibir atención para la hernia de disco más tomara tiempo para recuperarse el paciente. El ajuste quiropráctico y la prevención brindará sin lugar a duda una mejor calidad de vida.

No olviden que la mejoría no depende solo del doctor quiropráctico, sino también de la aceptación del paciente de su mal estar y deseo de cambiar.

Entregaremos ejercicios y consejos adaptados a cada caso de paciente, es muy importante para nosotros de personalizar su atención y cumplir con sus metas.