Recién nacidos y prescolar2018-07-03T13:20:04+00:00

Recién nacidos y prescolar

Quiropráctica para bebés y niños

El primer estrés importante que vivimos durante nuestra existencia es sin duda nuestro nacimiento. Además durante un parto “natural”, suceden grandes tensiones, presiones y torsiones los cuales afectan la columna vertebral del recién nacido en sus huesos craneales y todo el sistema muscular, nervioso y esquelético. Ignoradas, esas afecciones podrían eventualmente crear unos problemas de salud en él bebe.

Enseguida, él bebe aprende a sostener su cabeza pesada. Después, viene el tiempo de gatear y luego caminar, tareas que son a menudo acompañadas de caídas afectando la columna vertebral y las otras articulaciones del bebe.

Tratamientos

Las necesidades de los bebes en termino de atención quiropráctica se diferencian considerablemente con los del adulto. Es evidente que las técnicas usadas para atender a un recién nacido son distintas que hacia una persona adulta o embarazada o mayor. Por ejemplo la presión ejercida por el quiropráctico hacia la columna vertebral de un bebe esta en general  equivalente al peso de una moneda de 100 pesos. Desde el nacimiento del bebe puede recibir atención quiropráctica (ajustes quiropráctico).

Prevención

Un examen quiropráctico puede detectar disfunciones posibles presentes al nivel del sistema nervioso, muscular y esquelético. Los casos comunes de consulta son para otitis, torticolis (mico), reflujos, cólicos, insomnio y escoliosis.